Buenos días hoy llegamos con una receta genial para tus invitados, los dejarás con la boca abierta. Me encantan los trifles y es que este tipo de postre se puede dejar hecho el día anterior.

Mise en place

  • 350 gr de azúcar
  • 250 gr de mantequilla pomada
  • 5 huevos L
  • Ralladura y zumo de dos limas
  • 350 gr de harina de todo uso
  • 1 sobre de impulsor (levadura química)
  • Pizca de sal
  • 125 gr de frambuesas
  • Mantequilla para el molde y un poco de harina

 

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 180º C.
  2. Preparamos nuestro molde de bundt, untar mantequilla y espolvorear harina.
  3. Tamizamos la harina, el impulsor o levadura y la sal.
  4. En un bol batimos el azúcar y la mantequilla. Nosotros utilizamos la kitchen, tiene que quedar cremoso.
  5. Añadimos el zumo y la ralladura, seguimos batiendo.
  6. Echamos los huevos uno a uno. Cuando se integre uno echaremos el otro.
  7. Incorporamos la harina, levadura y sal, ahora utilizaremos una lengua, mezclamos con movimientos envolventes despacito para que tenga más esponjosidad nuestro bizcocho.
  8. Echar en nuestro molde, meteremos en el horno a 180 ºC , durante 50 minutos aproximadamente. Pincharemos con un tester o palillo, hasta que este salga limpio.
  9. Dejar 10 minutos en el molde y después desmoldar y dejar que se enfríe.
  10. Montamos la nata con el azúcar, con cuidado que no se nos pase. La nata tiene que estar por debajo de 5º C para que monte. La ponemos en una manga con boquilla rizada.
  11. Cortamos un trozo de nuestro bunt y lo ponemos en un vaso de vino bajo.
  12. Añadimos el chantilly y  ponemos otra capa de bundt.
  13. Terminamos con chantilly y adornamos con alguna frambuesa o phisalis.